taller01.gif (11143 bytes)

HAYA Y EL EX-DICTADOR

Por Alexander Aurelio Antialón Conde

 

Las ideas de Victor Raúl Haya de la Torre, el peruano del milenio, se hacen plenamente vigentes en nuestro espacio y tiempo. En nuestro marco territorial -recortado por el norte y en momentos de búsqueda de ideas para salir de una de las mayores, o la mayor, crisis de nuestra historia republicana- el pensamiento del jefe del Aprismo, recobra fuerza para dar una lección y recordar, no sólo a los militantes de su partido, sino a todos los peruanos, la manera de como vivir el civismo y luchar por construir en el Perú un Estado de Derecho.

 

Reconocemos una abismal diferencia entre el jefe del Aprismo y el ex-jefe de la Corrupción peruana, pero se preguntaran si existe alguna similitud o algo en que coincidan.

 

Barrenechea preguntaba a Víctor Raúl:

 

"Le hablaba yo de la experiencia del 45 al48, pero hay otra experiencia importante que es la experiencia de 1963-68 en donde hubo obstrucciones, vetos, incomprensiones, entre el partido que había logrado el ejecutivo y el partido que había logrado la mayoría parlamentaria ¿Usted no cree que en el futuro a partir de 1980 ésta situación no debería volver a repetirse?" (1)

 

Víctor Raúl responde:

 

"Sí, habría que procurar que no se repita, pero habría que procurar muchísimo que nuestros líderes políticos se educaran mejor para la vida civil y para las relaciones entre organizaciones colectivas y las organizaciones gubernamentales ".

 

No cabe duda que existió una relación muy estrecha entre el Parlamento y el Gobierno central, durante el fujimorismo, entendimiento que se logró gracias a la corrupción y sumisión de un Parlamento que no estaba preparado ni educado de civismo, de amor al Perú; un Legislativo donde sus integrantes se cambiaban de bancada, según sus intereses particulares y no los colectivos, prefirieron el dinero fácil a la gloria histórica, al compromiso con la comunidad. Un Congreso donde en ves de hablar gritaban, y en ves de debatir, reñían y peleaban. Abiertamente, y sin ánimo de ofender, si habría una purga de los Legisladores no educados para la vida cívica, el Parlamento quedaría casi vacío. Muchos congresistas- término que adquirió acelerado desprestigio- no están preparados para desarrollar tan grande tarea; y pueden ser virtuosos ingenieros, abogados, médicos, etc. pero no son políticos. La Política como función social es un arte y cualquiera no puede tener el espíritu que nace con uno mismo y que no se puede adquirir ni con todo el dinero que poseía el "doc" en los bancos.

 

Barrenechea:

 

"¿Cuales serían las reglas de juego que usted propondría para esos entendimientos políticos?"

 

Víctor Raúl:

 

"Bueno, las reglas de juego son muy difíciles de dictar, así como las reglas de ajedrez, pero hay que dejar buena parte a la imaginación. Yo creo mucho en la imaginación. En 1968, estuve en Paris , cuando se produjeron los sucesos que todos conocemos, sucesos estudiantiles, etc. Y yo me acuerdo que una de aquellas noches en que yo me iba diariamente al barrio latino para ver como marchaba el proceso que tenía mucha similitud con nuestro movimiento de Reforma Universitaria en 1918, como fue dicho y comentado por la gente que había vivido los dos sucesos. Yo leí una ves escrito en un muro y con letras toscas de propaganda mural, algo que no olvidé L'imagination au pouvir - la imaginación al poder - Aquí lo que falta es imaginación y hay una torcida fantasía que es lo que obstaculiza todos los caminos de buena política ".

 

Hay que ser nobles en reconocer que Fujimori sí tuvo mucha imaginación para lograr un entendimiento -aunque sea forzoso- entre en Ejecutivo y Legislativo. Tanto Haya como Fujimori tienen muy presente a la imaginación en sus vidas. Mientras Víctor Raúl proclama: ¡la imaginación al Poder! Fujimori rectifica y dice: ¡La mafia al Poder!

 

Sin duda Fujimori recurrió a su buena imaginación para imponer la mafia mas grande de nuestra historia. A lado de su socio y ex asesor, se encargaron de subordinar por más de ocho años, no solo al Legislativo, sino también a las Fuerzas Armadas, al Poder Judicial, al Ministerio Público, y a los demás organismos autónomos constitucionales. De manera que los "Sucios de la Conquista" eran los auténticos dueños del país, y en materia jurídica podían absolver de responsabilidad a cualquiera de sus partidarios y condenar a sus opositores.

 

El presente capítulo de nuestra historia contemporánea "el Derrumbe de la Mafia " aún no concluye, puesto que hay indicios de montesinistas que se encuentran laborando en este momento. Si bien se ha logrado desarticular gran parte de esta red, los peruanos no estaremos tranquilos hasta que el señor Fujimori- que sagazmente nos ocultó su nacionalidad Japonesa - se presente ante un Poder Judicial sólido y autónomo, para que sea sentenciado como se merece.

 

¿Y el PAP?

 

El "Viejo Joven " a sus 83 años, antes de morir, creía que habría un esfuerzo de los mejores apristas- que están en el pueblo- identificados con sus ideas... "Las ideas tienen que cambiar; pero los propósitos y las lealtades que vigilan esas ideas y que tratan de cumplir, las mantendrán." Pese a los errores y caídas del " Partido del Pueblo ", creo en su reestructuración y reivindicación.

 

Haya en uno de sus inolvidables discursos remarcó:

 

"… no queremos traidores. Y ser traidor en esta hora es ser, no solo el Judas que nos vende, sino el cobarde que de un paso atrás... Yo afirmo que estamos más fuertes que nunca. Porque gobernar no es mandar, no es abusar, no es convertir el Poder en un tablado de todas las pasiones inferiores, en instrumento de venganza, en cadalso de libertades; gobernar es conducir, es educar, es ejemplarizar, es redimir. Ellos mandarán, pero nosotros seguiremos gobernando ".

 

Ahora, los estudiantes esperamos, con una fe ciega, la vuelta a la práctica de la esencia del Aprismo; que es la Educación. El Apra tiene que impulsar su acción política hacia la conciencia de los estudiantes, instruirlos sobre la Realidad Nacional. Vivimos momentos de decadencia, porque si en algún momento tuvimos como posibilidad de respaldo económico, el salitre, el guano, ferrocarriles, etc. hoy no tenemos nada; esto se agrava por la política neoliberal del régimen anterior. Luego del cambio basado en el trabajo sólido con la juventud peruana, haremos honor y realidad a la frase optimista de compromiso con el Pueblo: "Solo el Aprismo salvará al Perú ".

 

NOTAS

 

(1) EL REPORTAJE INOLVIDABLE. UNA VIDA EN EL SIGLO (Entrevista a Víctor Raúl por el programa "Contacto Directo" que conducía Alfredo Barrenechea en el canal 4 de TV. Mayo de 1978).