Mensaje por el 75 aniversario de la gloriosa Revolución de Trujillo y los once años de "Pueblo Continente" 

 

Once años marca el día de hoy 7 de Julio el nacimiento de "Pueblo Continente", tribuna política lanzada al mundo por los hermanos Cerna -Lino, Manuel y Carlos- a través de la formidable magia del Internet.

 

Y quiso esta felíz iniciativa de tres buenos apristas y mejores hermanos, coincidir en el almanaque de la historia con la fecha gloriosa de una jornada épica sin parangón en los anales del Perú republicano: La revolución de Trujillo.

Esta doble celebración que nos congrega hoy para conmemorar los fastos de aquellos que ya fueron polvo en viaje a las estrellas y, de otro lado, la continuidad de su hermosa lucha por nuevas promociones de apristas en un mundo transformado e impactado por el espectacular desarrollo de las comunicaciones, nos lleva a reconocer un sentimiento compartido por ambas jornadas y que constituye la esencia misma del Aprismo de Haya de la Torre: El compromiso indeclinable, insobornable y permanente con los más pobres, con los más necesitados, con los desposeídos y su sueño aún pendiente de transformar la patria a través de una verdadera y genuina revolución del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. 

Y en esa línea las herramientas de ayer fueron la fuerza convertida en violencia revolucionaria, en un contexto homicida y criminal que empujó justificadamente a las masas trujillanas a la inmolación y al sacrificio supremo.

Y en esa misma línea, inspirada por los manes de aquellos hombres y mujeres del trágico norte, 75 años después, desde otro meridiano consignado en la cartografía mundial como la Europa nórdica, viene desde la Suecia admirada por Víctor Raúl las herramientas del hoy y del porvenir puestas de manifiesto con el esfuerzo tecnológico que significa el portal en Internet de "Pueblo Continente" y las horas de Carlos Cerna, su webmaster en el exterior, y de Manuel y Lino en Lima, atadas al mismo sueño que constituye inspiración, élan vital y la utopía de nuestros días y de todos nosotros, los apristas del Perú y los apristas peregrinos del mundo.

Ese sueño, perseguido ayer por las bayonetas de la milicia criminal manchadas de sangre aprista, 75 años después es el mismo sueño de "Pueblo Continente" y los hermanos Cerna. Y es también la jornada pendiente, de ustedes, de nosotros, y que recicla el alma aprista desde cualquier lugar del mundo echándola andar herida, porque no ve aún la gloria de su realización, materializada por un cambio profundo en la estructura económica, política y social del Perú que amamos y que amó el viejo león.

Es el mismo sueño que también inspira estas líneas conmemorativas de once años de "Pueblo Continente" y 75 años de la Revolución de Trujillo, y que llegan así, cargadas de emoción por la evocación de seres humanos que ya no están, que se fueron henchidos de gloria, y de otros fraternos, terrenales aún, y que viviendo en el mismo espacio cronológico están físicamente ausentes, dispersos alrededor del planeta, pero unidos todos por la tarea agonal y común, por la promesa de llevar a cabo una genuina revolución que constituya un hito en la historia política del Perú y el mundo

Hoy se conmemora una revolución. "Pueblo Continente" la saluda con su propio aniversario. Pero en este acto que lleva a los apristas del Perú a congregarse en un ágora de justa celebración en Lima, fuerza es que recobremos en nuestro vocabulario político, fuerza es que rescatemos en nuestros escritos, lemas y discursos, fuerza es que reclamemos en nuestras oriflamas y programas para honrar debidamente a los que ya cayeron hace 75 años, la palabra santa, el vocablo invicto, el verbo rebelde, el grito que constituyó tal vez la última proclama de vida que partió de sus desgarradas voces antes de pasar a la eternidad: ¡Revolución, revolución, revolución!

En Boston, a los siete días del mes de Julio del año 2007

Marco Antonio Flores Villanueva

 


www.PuebloContinente.com

Volver